¿ Cómo afrontar la muerte de mi gato por una causa repentina ?

cómo afrontar la muerte de mi gato

De qué no vamos a hablar.

  • Cómo afrontar la muerte de tu gato después de una larga enfermedad o por vejez, ni de eutanasia. No hemos vivido esas experiencias y los patrones de respuestas emocional son muy diferentes en cada uno de los casos.
  • No vamos a detallar cada uno de los estados emocionales por los que se pasa durante el proceso de asimilación de la pérdida. Esta teoría la prodrás encontrar de forma fácil en cualquier otra fuente de información.

Hablemos, solo de aquello en lo que podamos mejorar tu vida.

Este artículo va dirigido a nuestro querido amigo Rubio, que ha sido fuente de inspiración para crear nuestra web, y un gran maestro en nuestras vidas.

En agosto de 2014, durante nuestras vacaciones de verano en la playa, fuimos a comprar a un supermercado. Cual fue nuestra sorpresa cuando estando cargando las bolsas en el coche, apareció Rubio deambulando y desnutrido por el parquin. Decidimos recogerlo y alimentarlo de forma temporal durante nuestras vacaciones. La primera noche que estuvimos con él, se subió encima de mí y me abrazó, como te abrazaría una persona. Me miró con sus ojos verdes, que reflejaban un alma pura. Y en ese momento supe que no podríamos marcharnos y dejarlo ahí. A nuestro regreso a casa, Rubio pasó a formar parte de nuestra familia, y a compartir hogar con Blacky y Leah.

cómo afrontar la muerte de mi gatoDurante 1 año, 7 meses y 14 días que estuvimos con él, nuestra vida fue perfecta y pensábamos que nada podía ir mejor. Estoy convencido de que fue un gato feliz.

El 26 de marzo de 2016, sin saber que ese día cambiaría nuestras vidas, llegamos a casa después de un paseo en bici y detectamos en él un comportamiento inusual, por lo que decimos llevarlo al veterinario. Después de varias horas agonizantes en la consulta, entre respiradores y analíticas, Rubio cerró los ojos y se marchó. Había sufrido un coma por diabetes, sin ser conocedores de forma previa de su enfermedad.

¿Cómo superar las primeras horas después del fallecimiento?

Siempre recordaré el momento que, sujetándolo entre mis brazos, Rubio dejó de respirar. El veterinario intentando sin éxito reanimarlo, me dijo que no se podía hacer nada más. Al principio piensas que no es real, que eso no te puede pasar a ti. Confuso y desorientado debes decidir qué hacer con su cuerpo, mientras el veterinario te ofrece una caja de cartón. ¡No hay nada más humillante!

¡Estaba claro!  Nuestro gato se vendría con nosotros en el trasportín, tal y como habíamos llegado a la consulta. No íbamos a permitir dejarlo ahí.

Nosotros pudimos darle un entierro digno en el jardín de casa de mis padres. Así podríamos ir a visitarlo cada vez que quisiéramos. Son momentos difíciles, donde piensas si realmente estará muerto o no. En ese mar de dudas es cuando te empiezas a dar cuenta de que lo que está pasando es real. Te ves rodeado de tus seres queridos consolándote, dándote todo su apoyo. Algo arde a millones de grados dentro de ti. No puedes hacer otra cosa que llorar.

Para nosotros, la mejor forma de superar estos primeros momentos, es rodearte de las personas que te quieren. Seguro que te comprenden. El amor puro y desinteresado que te dan, aliviará el ardor que sientes dentro de ti.

¿Cómo influir en nuestra mente para NO atormentarnos con preguntas?

¿Por qué a mí y por qué ahora? ¿Qué podría haber hecho para haberlo evitado? ¿Qué he hecho mal para que ocurra esto? ¿Tengo yo la culpa? ¿Podría haber hecho algo más mi veterinario?

Los siguientes días, intentas rehacer torpemente tu vida, rodeado/a de un mar de preguntas. Pero no te darás cuenta hasta pasado mucho tiempo, que todas estas preguntas no tienen respuesta, porque carecen de sentido.

Tienes que dejar de pensar que eres la persona más desgraciada del mundo. Muy a nuestro pesar, estas cosas suceden cada día, a millones de personas en el mundo. El problema es que en nuestra sociedad no nos educan con una “conciencia de muerte”. No somos conscientes de que cada día mueren millones de personas, mascotas y otros animales en todo el planeta, y nosotros somos ajenos a todo ello. No tenemos interiorizado, que la muerte debe ser un paso más para que pueda existir la vida. Debemos pensar que formamos parte de un gran conjunto, que es la naturaleza, la cual tiene sus propias reglas, y las cuales no podemos discutir.

Después de que las cosas ya han pasado, siempre sabemos cómo actuar. Hemos aprendido una valiosa lección. En ocasiones como esta, el precio a pagar es demasiado elevado. Pero debemos saber que, si volviéramos a estar en el mismo lugar, a la misma hora, SIN saber lo que ahora ya sabemos, seguramente volveríamos a actuar del mismo modo. Tristemente solo la experiencia de haberlo vivido, nos da la oportunidad de actuar de forma diferente en el futuro.

Un ejercicio que funciona bastante bien es la técnica del “pensamiento opuesto”.

Esta técnica consiste en que cada vez que te viene a la mente un pensamiento negativo, debes remplazarlo inmediatamente por uno positivo. Entiéndase por pensamiento negativo, las preguntas que te atormentan. Quizás no sea todavía el momento, para que tus pensamientos positivos, sean los mejores recuerdos que tengas con tu gato. Ya que te atormentarás gratuitamente. No quiere decir que tengas que renunciar a pensar en él, pero esos pensamientos son el combustible perfecto para el fuego que tienes en tu interior. Busca ese refugio en otro tipo de pensamiento positivos, como por ejemplo: lo mucho que quieres a tu madre, y lo bien que te sientes cuando estás junto a ella, o lo mucho que disfrutas viendo reír a tu pareja.

¿Porque creemos verlo, aunque ya no está?

Su comedero, sus juguetes, la mantita sobre la que dormía… Durante los primeros días todos son dolorosos recuerdos. Nunca tires sus pertenencias. Guárdalas en un armario, pero tenlas a mano, para cuando estés preparado y quieras pensar en él.

Ahora no es el momento de pensarlo, pero quizás algún día sirvan para una nueva mascota, a la que puedas dar todo el cariño que tienes guardado.

¿Cómo poner el primer ladrillo en el muro de la superación?

Hasta pasado el primer mes, seguramente no tengas fuerzas para pensar en tu amigo, sin que se te haga un nudo en la garganta y echarte a llorar.

Una de las cosas que más me ha costado escribir, es su epitafio y una carta de despedida.

Son momentos tremendamente amargos, pero deberás prepararte para ello. A mí me liberaron enormemente, y sin duda son un paso muy importante para la asimilación de esta pérdida. Te recomiendo que tú también lo hagas.

Escribe todo lo que te hubiera gustado decirle. Enumera todos los buenos recuerdos que tengas de él. Cuenta la historia de cómo lo conociste. Dile los motes cariñosos que le ponías. Y sobre todo hazle la promesa de que no sufrirás, y le llevarás en tu corazón para siempre.

A nosotros, no ayudó mucho tener dos gatos más. Sabes que por ellos debes sobreponerte y continuar. Merecen más que nunca, que les sigas dando todo tu cariño y cuidados. Ellos saben lo que pasa y también sufren. Si estás deprimido, no es bueno para su estado emocional. Límpiate las lágrimas y bríndales tu mejor sonrisa.

¿Qué nos diría nuestro gato si pudiera hablar con nosotros una sola vez más?

Imaginemos por un momento, que pudieras reunirte con tu gato solo una vez más. Que estuviera lleno de vida y lucidez. Y que pudieras hablar con él.  Este ejercicio seguro te aportará tranquilidad. Estoy convencido de que te diría que no sufrieras más por él. Que ahora está en paz.  Que le recordemos solo por los buenos momentos, y por el cariño que nos ha dado. Y que sabe que somos personas llenas de amor, que no se puede desperdiciar. Seguro le gustaría que usásemos esa fuente inagotable de amor, para hacer de este sufrimiento un mundo mejor. Que queramos más a quienes nos rodean. Que digamos más veces a nuestros seres queridos, lo mucho que les queremos. Y quizás cuando pase el tiempo, y estemos preparados, podamos darle una oportunidad, a una nueva mascota que nos necesite de verdad. ¡Adopta, nunca compres!

¿Qué recuerdos nos deben quedar de él?

La mejor forma de recordarlo es hacer un álbum con sus mejores fotos. Anota en la parte posterior de las fotos la fecha, así como todas las sensaciones y recuerdos que te vengan a la mente del día que la hiciste. De esta forma no se borrarán tus recuerdos con el paso de los años. Siempre que te apetezca, podrás buscar tu ratito de paz y recordar lo mucho que le has querido y que nunca lo olvidarás.

Que debemos recordar.

  • Si está en tus manos, deposita sus restos en un lugar privado donde poder visitarlo. Ese lugar te debe transmitir alegría y buenos recuerdos.
  • Rodéate de tus seres queridos.
  • La muerte debe ser un paso más para que pueda existir la vida.
  • La técnica del “pensamiento opuesto”.
  • Nunca tires sus pertenencias.
  • Escribe su epitafio y una carta de despedida.
  • Dignifica su muerte, siendo mejor persona y queriendo más a quienes te rodean. Haz de éste un mundo mejor.
  • Cuando el tiempo pase, saca un ratito siempre que puedas, para recordar todos los buenos momentos que viviste a su lado.
  • Hazte un álbum con sus mejores fotos.

 

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos y ser el primero en conocer las últimas novedades de la Tribu.

[Total:6    Promedio:4.3/5]

13 comments

  1. Mi gatita se murió hace unos días tenía solo 7 meses fue una muerte súbita era tan regalo a. La extraño muchísimo y me encontré con este artículo que ustedes publicaron. Me sirvió mucho refleja todo lo que siento ahora. Gracias

    1. Muchas gracias Marcela por tu comentario. Sentimos enormemente la pérdida de tu gatita. Es una muy gratificante para nosotros que nuestro artículo haya sido de ayuda para ti. Te deseamos lo mejor. Y recuerda que tu gatita nunca hubiera querido verte triste, así que ¡ánimo! ¡hazlo por ella! Un abrazo.

    2. Yo acabo de pasar por lo mismo hace 1 semana… mi bebé gatita con sólo 7 meses se fue después de ser esterilizada… a los 3 días dejo de comer y beber,y para hacerle pruebas tuvieron que sedarla y ahí ya nunca más volvió…
      Parece una pesadilla y se que mucha gente no me entiende… hay dias que no soporto el dolor de no estar con ella y pienso de verdad que mi vida ha cambiado, mi alma ha cambiado y mis ilusiones… Te amare siempre mi Chispita de mi alma..

    3. Gracias por el articulo, mi gatita tenia solo 5 meses, fallecio de muerte subita.
      Tengo un dolor tremendo, como bien dice el articulo, tengo que ser digno de ella y ser mejor persona con la gente que me rodea, estoy seguro que ella llego a mi vida para que yo fuese mejor ser humano.
      Te amo siempre micka

  2. Su articulo me ha servido bastante, hace unos días perdí a mi gato que apenas acababa de cumplir 2 años, fue una muerte repentina e inesperada. Estoy deprimida y este artículo refleja cómo me siento. Seguiré sus consejos para salir adelante

  3. Gracias por éste artículo. Ayer dejó éste mundo mi gata de 15 años. Nunca supe que tenía insuficiencia renal hasta que la llevé al veterinario porque de la nada cambió su comportamiento y dejó de comer. Al otro dia de llevarla al veterinario murió a mi lado luego de un ataque de convulsiones. Me dejó devastada su repentina muerte… tenemos dos gatos más pero ella era especial. La extraño horrores a mi adorada Luna. Siempre en mi corazón

  4. Gracias por este articulo..hace 4 dias se nos fue juniors.nuestro gatito siames de 13.añitos.es nuestro hijito.lloramos mucho y lo extrañamos tanto..lo sepultamos en el patio de nuestra casa.sabemos este articulo nos va a ayudar mucho para estar mejor porque es un dolor tan grande..gracias…gracias..)

    1. Buenos días Olga, en primer lugar decirte que sentimos enormemente la pérdida de tu amigo, por lo que desde nuestra tribu queremos darte todo el ánimo y fuerza en estos momentos tan delicados.

      Como ya sabes, yo también he pasado por ello, y sé lo que sientes. Así que solo puedo darte mi mejor consejo y es que NO ESTÉS TRISTE. Piensa siempre que a Juniors seguro que no le gustaría que estés triste por él. Estoy convencido de que si puede verte desde algún lugar, seguro que le gustaría verte alegre y disfrutando las maravillas que ofrece la vida. Hazlo por él.

      Ánimo y un abrazo! Gracias por escribirnos, es muy importante para nosotros saber que seguimos ayudando a gente como tú.

  5. Un coche mato a 2 de mis gatos hace 4 días. Uno de ellos al que mas quería, nunca he querido tanto a una mascota ni tan si quiera a muchas personas. Estoy muy triste y hundida por su perdía repentina. No se si con eso puedo hacer algo, no sabemos quién los atropelló. Me siento realmente hundida y no se como superar su pérdida.

  6. Ya casi un año y recuerdo a mi Gatito todos Los Dias .aun no supero Su partida y es doloroso comprobar que ya no esta junto a mi. Te extraño tanto mi bebe .te llevo en mi Corazon .te amo mi amorcito.😿

  7. Esta madrugada mi gatito que hacia 5 dias que adopte, que tenia un mes i una semana de repente ha muerto, y se me hace muy dificil ya que no me dio ningun signo de estar mal, lo he enterrado hoy con mi pareja, i ha sido muy duro.. era tan pequeño.. intentare seguir estos consejos, un abrazo.

  8. Mi Ptolomeo murio hace 5 dias, tenia un año y seis meses. De un momento a otro se desplomó del sillon en el que estaba sentado, comenzó con convulsiones, lo tome en brazos corria la veterianria que eta cerca de mi departamento, pero en el camino murió en mis brazos. Ha sido una erdida enorme, debido a que el fue de una camada de 5 bebes de dias de nacidos, que rescate y alimente con biberon hasta que cumplieron 2 meses fueron adoptados por amistades, pero Ptolomeo siempre fue distinto, siempre fue el mas travieso, gordo y si bien mi gata no se acercaba mucho a ellos, a él lo dejaba que dumiera cerca, por lo cual decidimos que se quedara con nosotros. Gato indoor, en departamento con mallas protectoras en ventanas y balcon, esterilizado, grande, gordito, regalon, entregaba amor todo el dia. Cuando falleció mi padrastro, me hice cargo de uno de sus gatos, el cual es un gato adulto y algo timido. Mi gata (Cleopatra) no lo ha aceptado desde que llego, pero mi Ptolomeo hallo en el un compañero de juegos y se hicieron muy unidos.
    Al leer vuestra historia he encontrado algo de consuelo y las claves con las cuales poder superar nuestra perdida.
    Gracias por compartirla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.